¿Qué es el asma?

El asma es una enfermedad crónica de los pulmones que inflama y estrecha las vías respiratorias. Esto hace que sean muy sensibles y tiendan a reaccionar fuertemente a la inhalación de ciertas sustancias. Cuando las vías respiratorias reaccionan, los músculos que las rodean se contraen, esto las estrecha y hace que llegue menos aire a los pulmones y esta reacción en cadena puede causar síntomas de asma. A veces los síntomas son leves y desaparecen espontáneamente o después de un tratamiento mínimo con medicinas para el asma. Cuando los síntomas se vuelven más intensos o se presentan más síntomas, se dice que hay un ataque de asma, también llamados crisis o exacerbaciones. Es importante tratar los síntomas en cuanto se presentan. Así se evita que empeoren y causen un ataque de asma grave. Los ataques de asma graves pueden requerir atención urgente y pueden ser mortales. El asma causa períodos repetidos de sibilancias, presión en el pecho, dificultad para respirar y tos que suele presentarse por la noche o en las primeras horas de la mañana. Afecta a personas de todas las edades, pero por lo general comienza durante la infancia.

¿Cuáles son las causas del asma?

No se sabe cuál es la causa exacta del asma. Los investigadores creen que ciertos factores genéticos y ambientales interactúan para causar el asma, generalmente en los primeros años de la vida. Estos factores son:

  • Una tendencia hereditaria a presentar alergias, que se llama atopía
  • Presencia de asma en el padre o la madre
  • Ciertas infecciones respiratorias durante la infancia
  • Contacto con alérgenos que se transportan por el aire o exposición a algunas infecciones virales en los primeros meses o años de vida, cuando el sistema inmunitario se está desarrollando.

Si en su familia hay asma o atopia, la exposición a irritantes (por ejemplo, el humo de tabaco) podría hacer que sus vías respiratorias reaccionen con más intensidad ante sustancias presentes en el aire.

También el estilo de vida occidental, en el que se hace énfasis en la higiene, ha producido cambios en nuestras condiciones de vida y ha causado una disminución global de las infecciones de los primeros años. Esto influye en la forma en que el sistema inmunitario se desarrolla durante la infancia temprana y puede aumentar el riesgo de que los niños sufran asma.

Síntomas

Los síntomas comunes del asma son:

  • Tos: Por lo general peor por la noche o en las primeras horas de la mañana, lo cual impide un sueño tranquilo.
  • Sibilancias: Las sibilancias son silbidos o chillidos que se producen al respirar.
  • Presión en el pecho
  • Dificultad para respirar

No todas las personas que tienen asma presentan estos síntomas ni el hecho de tener estos síntomas tampoco indica siempre la presencia de asma.

¿Qué provoca los síntomas del asma?

Entre los factores que desencadenan el asma pueden estar:

  • Los ácaros del polvo, el pelaje de animales, las cucarachas, el moho y el polen de árboles, pastos y flores
  • Los irritantes como el humo de cigarrillo, la contaminación del aire, las sustancias químicas o el polvo en el lugar de trabajo y los compuestos presentes en algunos productos decorativos para el hogar.
  • Los sulfitos presentes en alimentos y bebidas
  • Las infecciones de las vías respiratorias superiores, como los resfriados.
  • La actividad física

Otros problemas de salud pueden hacer que el asma sea más difícil de controlar. Entre estos problemas de salud se cuentan el goteo nasal, las sinusitis, el reflujo (acidez estomacal), el estrés psicológico y la apnea del sueño. Estos problemas de salud deben tratarse dentro del plan global de atención médica del asma.

¿Cómo se trata y se controla el asma?

El asma es una enfermedad crónica que debe tratarse dentro del plan global de atención médica del asma. El objetivo de la Haloterapia es controlar la enfermedad y lograr prevenir los síntomas crónicos y molestos, como la tos y la dificultad para respirar, disminuyendo el uso de medicamentos. La Haloterapia disminuye la inflamación de las vías respiratorias y proporciona un alivio rápido de los síntomas. Al reducir la inflamación, se previene la reacción en cadena que causa los síntomas del asma.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies